Plaça Soler i Carbonell, 24, 1r 1a - 08800 Vilanova i la Geltrú
93 815 27 46
CA | ES | EN

¿QUÉ ES LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA?

La cirugía correctora de los maxilares, también conocida como Cirugía Ortognática, se realiza para corregir diversas irregularidades del esqueleto facial y / o dentales. La palabra “ortognática” deriva de dos palabras griegas, “orto” significa correcto, y “gnathion” que hace referencia a las mandíbulas.

La cirugía ortognática, realizada por cirujanos orales y maxilofaciales, no sólo mejora la sonrisa y la apariencia de la persona, sino que también mejora su capacidad para masticar, hablar y respirar. Otros beneficios incluyen el alivio del dolor facial, dolor de cabeza, ronquidos y trastornos del sueño como la apnea obstructiva. Aunque la estética del paciente puede ser mejorada considerablemente como resultado de la cirugía, ésta se realiza principalmente para corregir los problemas funcionales. La cirugía ortognática puede cambiar la posición de todo o parte del maxilar superior, maxilar inferior y el mentón. En algunos casos, la cirugía estética facial se puede hacer simultáneamente con la cirugía ortognática, y los pacientes se les anima a informarse acerca de las posibles opciones que están disponibles, y hablarlo con el cirujano maxilofacial.

¿Quién necesita una cirugía ortognática?

Las personas que se benefician de la cirugía ortognática son aquellas cuyos dientes y huesos maxilares crean una mordida incorrecta. El crecimiento de los maxilares es un proceso gradual, y el maxilar superior y la mandíbula de vez en cuando pueden crecer a un ritmo diferente. Esto puede causar problemas funcionales que incluyen dificultad para masticar, hablar, respirar, dormir y problemas en la salud bucal general. Una desalineación severa pueden afectar la apariencia de una persona y producir problemas psicológicos o emocionales. Lesiones en la mandíbula o la cabeza y los defectos de nacimiento también pueden afectar a la alineación mandibular. La ortodoncia se encarga de solucionar la desalineación de la mordida de los dientes y la cirugía ortognática corrige la desalineación entre la mandíbula y el maxilar.

Condiciones que pueden indicar la necesidad de cirugía ortognática:

• Dificultad para masticar o morder los alimentos
• Dificultad para tragar
• Dolor crónico de la articulación de la mandíbula (ATM) y dolor de cabeza
• Excesivo desgaste en los dientes
• Mordida abierta (aumento del espacio entre los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada)
• Apariencia facial desequilibrada de la parte frontal o lateral, desproporción entre los tercios faciales.
• lesiones faciales o defectos de nacimiento
• mentón o mandíbula protuberante
• Incapacidad para hacer que los labios se unan entre sí sin forzar
• Respiración bucal crónica y boca seca
• La apnea del sueño (dificultad para respirar al dormir, incluyendo ronquidos)

Es preciso evaluar su necesidad de cirugía ortognática. El Doctor Diaz Carandell mantendrá una estrecha colaboración con su ortodoncista para determinar si la cirugía ortognática se recomienda así como el procedimiento que se considere oportuno. Antes de la cirugía, se revisa su historial médico y se realizan mediciones faciales, fotografías, radiografías, grabaciones de mordida y toma de improntas dentales .

¿En qué consiste la cirugía Ortognática?

Ortodoncia pre-quirúrgica

• Antes de la cirugía, el ortodoncista alinea los dientes con brackets. Esta fase del tratamiento suele durar de 6 a 12 meses y requiere visitas con el ortodoncista para realizar ajustes. Debido a que los dientes se están moviendo en una posición que permita que encajen entre sí después de la cirugía, su mordida puede parecer empeorar durante este período. Sin embargo, cuando los maxilares se vuelven a colocar durante la cirugía, los dientes deben encajar correctamente. Puede ser necesario realizar la extracción de una o más piezas dentarias incluyendo los terceros molares (las muelas del juicio) en esta fase inicial del tratamiento.

Estudio prequirúrgico

• Después de realizar la ortodoncia, el Dr. Diaz Carandell realiza los preparativos finales para la cirugía: TAC facial en 3 dimensiones, así como guías quirúrgicas obtenidas de los modelos y las impresiones dentales.

Preparación para la cirugía ortognática

• La mayoría de los procedimientos de cirugía ortognática se suele realizar con anestesia general. Antes de la cirugía, se revisa su historial médico, y se realiza un examen físico completo. Además, se proporciona una dieta especial según las necesidades de cada paciente.

El procedimiento quirúrgico

• La duración de la cirugía ortognática varía entre 45 minutos y tres horas según el procedimiento a realizar. Los procedimientos que involucran la mandíbula inferior por lo general requieren la separación de la parte posterior de la mandíbula desde la parte frontal que soporta los dientes. Esto permite que el Dr. Diaz Carandell pueda movilizar la parte anterior mandibular para recolocarla hacia delante o hacia atrás. En el maxilar superior, la parte de los dientes se separa de su base y son recolocados arriba, abajo, delante o hacia atrás.
• Durante la cirugía, el Dr. Diaz Carandell mueve sus maxilares de acuerdo a sus necesidades específicas. Se utilizan pequeñas placas y tornillos quirúrgicos de titanio para mantener la mandíbula en su nueva posición.

Todas las incisiones que realizamos en cirugía ortognática son intraorales.

Inmediatamente después de la cirugía

• Después de la cirugía, los pacientes son llevados a una sala de recuperación hasta que los efectos de la anestesia hayan desaparecido.
Dependiendo del procedimiento realizadolos pacientes regresan a casa el día de la cirugía, o permanecen una noche en la clínica. En cualquier caso, es importante beber suficientes líquidos para mantener una nutrición adecuada antes de regresar a casa. Los pacientes reciben unas instrucciones con una dieta modificada, así como un calendario para avanzar a una dieta normal. No se debe fumar ni realizar actividades físicas vigorosas.

• El malestar después de la cirugía ortognática se controla fácilmente. Deberá tomar medicamentos para el dolor, y el hielo que le ayuden en el proceso de curación.
•La inflamación post-quirúrgica por lo general será máxima entre las 48 y 72 primeras horas y luego disminuye gradualmente. La mayor parte del hinchazón se disipa entre 7 y 10 días, pero el hinchazón residual leve puede ser visible durante varios meses.

• Después de la cirugía, el Dr. Diaz Carandell trabajará en conjunto con su ortodoncista para “refinar” la mordida. Una vez que los brackets son retirados, puede ser necesario usar un retenedor para ayudar a mantener su mordida. Su tratamiento, incluyendo la ortodoncia antes y después de la cirugía ortognática, puede llevar de 1-2 años en completarse.

Seguimiento

• Después de la cirugía ortognática y ortodoncia se han completado, el Dr. Diaz Carandell y su ortodoncista determinarán cuándo y con qué frecuencia se precisa una re-evaluación de su mordida. Además, los chequeos regulares con su dentista general son muy importantes para mantener una salud dental óptima.

Disfrute de los beneficios de la cirugía Ortognática

La cirugía ortognática mueve los dientes y los maxilares en posiciones más equilibradas, funcionales y saludables. Aunque el objetivo de la cirugía ortognática es la mejora de la mordida y la función, muchos pacientes también experimentan mejoras en su aspecto, la respiración y el habla. Los resultados de la cirugía ortognática pueden tener un efecto muy positivo en muchos aspectos de su vida, y es probable que su autoestima y confianza aumenten significativamente.

Riesgos de la Cirugía Ortognática

La cirugía ortognática es una operación importante, y es importante que se le informe de algunos riesgos.
• La pérdida de sangre suele ser leve, y un sangrado que requiera una transfusión es extremadamente raro. Inmediatamente después de la cirugía, sobre todo del maxilar superior puede ocurrir un sangrado menor de la nariz.
• El entumecimiento temporal o hormigueo después de la cirugía es típico y disminuye a medida que avanza la curación. En casos muy raros, la alteración de la sensibilidad puede ser permanente.
• Durante la cirugía, la posición de los maxilares y los dientes se manipulan con el paciente acostado y totalmente relajado. Cuando el paciente está despierto y en posición vertical, el tono muscular de la mandíbula se recupera y la mordida ( oclusión dental ) puede ser sutilmente diferente. Después de la cirugía, el Dr. Diaz Carandell sigue atentamente el progreso de cada paciente para garantizar la nueva mordida sea idéntica a la del plan original. A menudo se utilizan bandas de goma de ortodoncia para guiar el desarrollo de la mordida. En casos raros, si la mordedura no es exactamente como se prevé, la cirugía adicional puede ser necesaria.
• La infección, pese a que es un riesgo potencial después de cualquier procedimiento quirúrgico, es muy rara y generalmente se trata con antibióticos.
• Las lesiones involuntarias a los dientes, las raíces, empastes, puentes o los tejidos circundantes pueden ocurrir durante cualquier procedimiento quirúrgico en la boca. Si se producen, pueden requerir la corrección adecuada.
• Los procedimientos, tales como el tratamiento dental, cirugía ortognática o la ortodoncia, que cambian la posición de los dientes pueden agravar o dar lugar a un síndrome de disfunción de la ATM (articulación de la mandíbula). A pesar de que la cirugía ortognática se realiza con frecuencia para mejorar las función de la Articulación Temporo Mandibular y sus síntomas, en casos raros, puede agravar una condición pre-existente.
Los pacientes pueden regresar al trabajo o a los estudios de una a tres semanas después de la cirugía. Aunque la fase inicial de curación es de aproximadamente 6 semanas, la curación completa de este procedimiento es de nueve a 12 meses. Después de la cirugía, el Dr. Díaz Carandell decide cuando su ortodoncista puede comenzar a “refinar” la mordida, que generalmente es de dos a seis meses.

¡Ven a vernos!
En nuestras instalaciones disponemos de las últimas tecnologías en oftalmología, cirugía oral y maxilofacial y cirugía estética facial.
Concertar cita