Plaça Soler i Carbonell, 24, 1r 1a - 08800 Vilanova i la Geltrú
93 815 27 46
CA | ES | EN

CIRUGÍA DE LA GLÁNDULA PARÓTIDA

La glándula parótida es una glándula salivar que, en número de dos, están situadas por detrás de la mandíbula, su función es la de aportar saliva a la cavidad oral, sobretodo durante las comidas. Los cirujanos maxilofaciales tratamos las afecciones de estas glándulas.

Las relaciones anatómicas de la glándula son, principalmente, con el nervio facial. El nervio facial o VII par craneal, es el encargado de dar movimiento a la cara, por lo que su lesión nos daría como resultado una parálisis facial.

La causa más frecuente de cirugía de las glándulas parótidas son los tumores, que en su inmensa mayoría suelen ser benignos, los tumores más frecuentes son: el adenoma pleomorfo o tumor mixto y el Tumor de Warthin o Cistadenolinfoma. Los dos son benignos, pero el adenoma pleomorfo puede malignizar con el paso de los años, es por eso que siempre hay que operar estos tumores.

TÉCNICA QUIRÚRGICA

Cuando operamos la glándula parótida por un tumor, no podemos quitar solamente el tumor, ya que si lo hiciéramos, aumentariamos mucho las probabilidades de que volviera a salir (recidiva), por lo que la técninca quirúrgica será extraer la parte superficial de la glándula por encima del nervio facial, a esto se le llama Parotidectomía Suprafacial. Como podreis pensar, su complicación más temible será la parálisis facial.

La incisión se hace por delante de la oreja, muy parecida a la que se realiza en los liftings, minimizando así que dejemos una cicatriz en la cara.

Dependiendo del tamaño del tumor, la incisión se extenderá más o menos hacia el cuello, siendo casi imperceptible para tumores pequeños.

Seguidamente hay que buscar el nervio facial en su porción más proximal e ir siguiendo al nervio mientras extraemos así la glándula y el tumor.

POSTOPERATORIO

Puede quedar una parálisis facial transitoria que el paciente recuperará la movilidad de semanas a meses, dependiendo de la velocidad de regeneración nerviosa así como de la manipulación y traumatismo del nervio durante la cirugía.

Para evitar esta parálisis facial transitoria al máximo, utilizamos unas lupas de aumento y un neuroestimulador para estimular al nervio durante la cirugía sin dañarlo.

¡Ven a vernos!
En nuestras instalaciones disponemos de las últimas tecnologías en oftalmología, cirugía oral y maxilofacial y cirugía estética facial.
Concertar cita